Congregación Benedictina Inglesa


congrgacion-benedictina

La Congregación Benedictina Inglesa es la más antigua de las veintiún congregaciones benedictinas. Actualmente comprende un buen número de monasterios, ubicados en Inglaterra, Gales, Estados Unidos de América, Zimbabwe y Perú. Hoy en día la Congregación Inglesa puede exigir la continuidad canónica con la Congregación erigida en el siglo XIII por la Santa Sede. Los monasterios más antiguos de la Congregación exigieron la continuidad con los monasterios restaurados por los santos Dunstan, Ethelwold y Oswald en el siglo X. Estos monasterios se habían ligado juntos por un documento conocido como el Regularis Concordia o Regla de Acuerdo. Estos monasterios exigieron la continuidad moral a su vez con los monasterios fundados en el sigloVII por San Wilfrid y san Benito Biscop, que a su vez estaban inspirados por lo que vieron en el monasterio de San Agustín de Canterbury. San Agustín había sido monje en el mismo monasterio donde estuvo el Papa Gregorio Magno, quien luego lo envió a Inglaterra en 597. En el siglo VII los monasterios fueron destruidos por los invasores vikingos.

Desde el siglo XVI los monjes benedictinos (monjes negros) desempeñaron un rol muy importante en cada aspecto de vida inglesa: religioso, social y económico. Bajo el Rey Enrique VIII, la Congregación Inglesa estuvo a punto de extinguirse a causa de la disolución de los monasterios entre los años de 1530. La Reina María I tomó la real y antigua Abadía de Westminster, refundada por el rey Edward el Confesor en el siglo XI, y la restauró, reuniendo a un pequeño grupo de monjes supervivientes el 21 de noviembre de 1556. Sin embargo, este reavivamiento cesó en el asentimiento de Elizabeth I en 1558.


Por el año 1607 sólo un monje de la Congregación de nombre Dom Sigebert Buckley sobrevivió. En 21 de noviembre de 1607 este monje agregó a otros dos monjes ingleses jóvenes de la Congregación Casinense a la Congregación Inglesa, asegurando así una continuidad moral del eslabón que viene desde San Agustín. Estos dos monjes se unieron a otros monjes ingleses desterrados en Francia que habían sido entrenados para trabajar en la misión inglesa. Es así que por este trabajo misionero la Congregación Benedictina Inglesa encuentra parte de su trabajo en los deberes parroquiales a lo largo del país.

Durante el siglo XIX, el monasterio de Belmont se fundó cerca de Hereford en 1858 como el noviciado común de la Congregación. Se fundaron tres monasterios en los Estados Unidos de Norteamérica: Portsmouth (1919), Washington (1923) y San Louis (1955). Buckfast se incorporó a la Congregación en 1960, quien antes fue fundado en 1882 por la Comunidad de la Pierre-qui-Vire.
Desde 1998, los monjes de la Congregación Inglesa empezaron a tener escuelas junto a sus monasterios, así como el cuidado de parroquias y centros para las celebraciones eucarísticas.

También debemos recalcar una tradición adicional, reavivada por Agustín Baker (†1643), quien marcó gran énfasis en la oración contemplativa y mística: esta tradición todavía continúa en la Congregación Benedictina Inglesa.